Transtecnia deja de desarrollar Software Tributario

Difícil la decisión de dejar de hacer algo que se ha hecho por más de 33 años. Pero, aún más difícil, es dejar de hacerlo cuando el origen de nuestra empresa, su génesis, fue iniciar de manera innovadora la industria del software tributario en Chile.

Dejar de hacer lo habitual, soltar y pensar un futuro distinto y desconocido, puede ser un desafío para muchas empresas y profesionales.

Dejar de hacer algo que siempre se ha hecho, lo habitual, es en cualquier ámbito una decisión compleja, dolorosa que al menos genera incertidumbre y en algunos casos miedo a enfrentar un futuro desconocido e incierto.

📌 IMPORTANTE:
El Desarrollo y Comercialización de nuestro software Contable, de Remuneraciones y Facturación Electrónica continúa normalmente.

Es importante tener en consideración que la decisión de dejar de desarrollar software tributario (14A, 14B y Renta específicamente), no interfiere de ninguna forma en el foco de nuestra empresa de continuar comercializando, desarrollando y mejorando día a día nuestros Sistemas de Contabilidad al Día, Contabilidad Tradicional, Remuneraciones iPlus, Remuneraciones Tradicional, Facturación Electrónica y servicios web iConsulta Laboral y Tributario.

Pero, ¿qué razones existieron para que una empresa pionera y líder tome una decisión tan radical como abandonar o soltar algo que hasta hace pocos meses atrás resultaba ser su principal actividad o motivación empresarial? En nuestro caso, fueron varias las razones que gatillaron la decisión de no seguir desarrollando softwares para declarar los impuestos a la Renta.

Una de estas razones es la reforma tributaria, que por cierto, resulta ser un gran aprendizaje. Cuando se complicó el Sistema Tributario y se empezaba a legislar para una nueva reforma tributaria que permitiera “simplificar” el sistema creado por una anterior reforma, creímos que era el momento de innovar y apostamos por crear softwares tributarios que permitieran facilitar el cumplimiento tributario a los contribuyentes según los nuevos regímenes nacientes, el Régimen Atribuido y el Semiintegrado. Sabíamos que este desafío no sería fácil de abordar debido a lo complejo e incierto del sistema tributario.

Tampoco quisimos correr riesgos con alguna interpretación no adecuada de la ley, y fue así como incorporamos a los mejores expertos tributarios del mercado, formamos un sólido equipo de ingenieros y trajimos a expertos analistas para diseñar una solución robusta y confiable. La necesidad del mercado existía, la mayoría de los contribuyentes debían tributar en alguno de estos regímenes, fijamos a criterio un precio razonable y de acuerdo al potencial del mercado, nos fijamos un objetivo de capturar al menos un 3% del mercado. El “negocio” así -en el papel-resultaba altamente atractivo. Pero la realidad no fue así. El primer año de puesta en marcha de la reforma tributaria fue un desastre para todos. Los contadores declaraban que “no entendían” la reforma como lo declaró el propio presidente del Colegio de Contadores. A los pocos clientes que se atrevieron a comprar nuestros softwares les implicó un alto costó para implementar y usar adecuadamente la tecnología. Había mucha confusión y dudas respecto de múltiples temas. Por ejemplo, el soporte a nuestros clientes para atender sus dudas, resultaban, por lo general, insuficientes y difíciles de responder. En conclusión, un desastroso primer año de puesta en marcha de la Reforma Tributaria para todos.

Al año siguiente, en el periodo de operación Renta 2019, las cosas no fueron muy diferentes al periodo anterior y para nuestra empresa un nuevo desastre en lo económico. Nuestro proyecto de desarrollo e innovación tributaria no alcanzó siquiera a recuperar el 30% de la inversión (US$ 1.5 millones).  La imagen de nuestra marca sufrió severos daños por esta dura y difícil experiencia para los usuarios. Efectivamente, los daños a la marca y en lo anímico, un estado de decepción con el proyecto y la reforma tributaria de “simplificación”.

Pero, ¿qué fue lo que realmente pasó para llegar a esa especie de caos tributario? He aquí nuestro primer gran aprendizaje; “La tecnología por sí sola no resuelve los problemas”.

La tecnología debe entenderse siempre como una herramienta, como solo una parte de la solución. La otra parte tiene que ver con las competencias necesarias que deben tener las personas para usar adecuadamente la tecnología. Efectivamente, tanto las competencias digitales como un sinnúmero de competencias técnicas y conductuales relacionadas no se observan desarrolladas en nuestro mercado ni en nuestro país. En esas condiciones es imposible generar valor con cualquier oferta tecnológica o innovación.

Recientes estudios confirman la baja productividad y deficientes niveles de capital humano de los trabajadores chilenos, al situar al país en los últimos lugares, (62). Este adverso escenario, hace urgente mejorar la formación y capacitación para el trabajo. Las universidades y los institutos profesionales han fracasado. Efectivamente, una educación sin calidad y con “profesionales” con amplias brechas digitales no permitirá avanzar en el desarrollo en el contexto de una economía global y digital. No contamos con una base de personas y profesionales preparados y educados para trabajar de manera eficiente y ética en esta nueva era digital.

Esta es una de las principales razones que hace fracasar cualquier proyecto de innovación tecnológica, como lo fue el desarrollo de nuestra oferta de software tributario para declarar los impuestos. Visto así, este no es un problema de recursos económicos, no es un problema del diseño de los softwares tributarios, tampoco es un problema del precio del software, el problema está en la educación y las competencias que deben tener los profesionales y usuarios de la tecnología, ese es nuestro problema.

Pero existe otra importante razón que aportó al fracaso en la innovación y desarrollo de proyectos tecnológicos e iniciativas empresariales del sector privado como lo es nuestra empresa. El problema es que el sector público, es decir, el SII, es también parte del mercado y es un actor relevante, tiene una oferta gratuita en su Portal MiPymes para atender potencialmente a todos los contribuyentes en materia de declaración de impuestos. Incluso, los diseños de sus aplicaciones tecnológicas se asemejan y no son muy distintas a lo que empresas como las nuestras son capaces de diseñar y crear.

Esta situación, recuerda mucho a lo ocurrido con el proceso de la implementación de la factura electrónica en Chile. Las empresas tecnológicas que participamos nos generamos grandes expectativas en aportar al impulso de una de las tecnologías más avanzadas del mundo, como lo fue la incorporación de la Firma Electrónica y el timbre electrónico. Fue el inicio del proceso de digitalización en Chile. Invertimos mucho y por muchos años. Al final el sector privado (empresas T.I.) en su conjunto capturó menos de un 3% del mercado y quien se llevó casi todo el mercado de la factura electrónica fue el SII con cerca de un 97%.

A pesar de esa experiencia, ahí no aprendimos la lección. Es claro constatar después de muchos años, que es prácticamente IMPOSIBLE competir con un organismo público que tiene todas las ventajas y recursos, tiene una posición dominante y cualquier “competencia” o “alianza estratégica” hace que siempre exista un solo “ganador”. Hoy parece tan obvio concluir esto, a veces pecamos como innovadores de un poco de ingenuidad.

Pero los invito a cuestionarse sobre algunas situaciones que resultan preocupantes:

¿En qué condiciones estamos para enfrentar los procesos de transformación digital que nos tocará enfrentar como país?

Según el informe mundial de emprendimiento ubica a Chile como líder mundial en nuevos emprendimientos. Sin embargo, estos usan escasa tecnología y generan pocos empleos. El 60% de los emprendedores en los primeros 3 meses fracasan. Podemos declarar que, Chile es líder mundial en la generación de frustración en aquellos jóvenes que sueñan sin muchas habilidades y escasas competencias en la creación de su empresa. Al parecer nadie les ha dicho a estos jóvenes que ser empresario no es una moda y que se requiere de mucho esfuerzo y competencias mínimas para subsistir en cualquier emprendimiento. Sin duda como están las cosas, tienen mejores opciones en preparase para ser un trabajador competente que ser un emprendedor fracasado.

Por otra parte, según OCDE, Chile es el país con más empleos en riesgo de desaparecer con la automatización de los procesos por falta de competencias básicas y desconocimientos. Más de un 42% de los trabajadores está en esta condición, casi la mitad de la fuerza laboral.

Es evidente comprobar como Chile ha perdido competitividad en los últimos años. Parte responsable de esta grave situación es nuestro sistema educacional que no está adaptado ni diseñado para el trabajo. Las personas que egresan de las universidades y de cualquier otra institución de educación superior o media, salen sin la preparación suficiente y sin contar con las competencias básicas necesarias para el trabajo. Su título universitario o técnico de nivel superior o medio, no es garantía alguna de contar con las competencias laborales para ejercer como un profesional eficiente en el mercado laboral de esta nueva economía digital. Efectivamente, apenas un 6,2 % de los trabajadores cuenta con esta preparación.

He aquí el santo grial del desarrollo. El país debe contar con profesionales y técnicos competentes… la tecnología, la automatización y la reforma tributaria lo que han hecho es desnudar nuestra principal carencia para nuestro desarrollo, no contar con personas preparadas para trabajar y usar tecnología en la nueva economía digital. Más que nunca se hace evidente la urgencia de un gran desafío país: contar con una educación orientada a desarrollar competencias que disminuyan las brechas respecto de los requerimientos de la economía actual.

El Presidente de la Confederación de Producción y Comercio (CPC) Alfonso Swett, se preguntaba en relación con la caída en ranking de competitividad elaborado por el IMD en conjunto con la Universidad de Chile, ¿En que hemos perdido eficiencia? Y respondía, en que hoy estamos llenos de contadores tratando de hacer nuestros informes tributarios, en vez de estar dedicados a producir en forma eficiente productos y servicios.

Que tengamos más ancho de banda, que los estudiantes tengan acceso a internet, que los colegios técnicos tengan laboratorios llenos de computadores, confunde a muchos, creen que eso es desarrollo tecnológico.

Transtecnia dejará de desarrollar software tributario para las declaraciones de impuesto.

Después de este crudo diagnóstico, nos parece tan obvio. Pero hay alguien que asumirá esta responsabilidad; dejaremos que el Estado se encargue de facilitar el cumplimiento tributario. Sin embargo, no sabemos cómo lo va a lograr debido a la brecha de competencias existente en el mercado.

Puede que declarar los impuestos en Chile se transforme en otro impuesto más para los contribuyentes. Nosotros nos enfocaremos en fortalecer la contabilidad para apoyar la gestión y mejorar la productividad de las empresas. Hemos aprendido “Que no debemos hacer“.

Ahora sabemos que nuestra oferta de valor tiene que estar por sobre la tecnología, debemos apoyar a las empresas en su proceso de transformación digital para mejorar su productividad, sabemos que tenemos que apoyar a los contadores en su proceso de transformación digital y de servicios profesionales que otorgan a las Pymes.

Seguramente también apoyaremos a los contadores a trabajar en forma más colaborativa y eficiente… tenemos claro nuestro norte… nuestra visión y misión a partir de ahora será otra. Hemos comenzado nuestro verdadero proceso de transformación. Una hermosa labor, un gran desafío, y al Estado, al SII, esperamos encuentre el camino para servir efectivamente a las personas que pagan sus impuestos y no se transforme en un martirio declarar los impuestos con certeza.

Jorge Valenzuela F.
Gerente Comercial y Socio de Transtecnia

Comparte este post

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on linkedin

5 comments on “Transtecnia deja de desarrollar Software Tributario

  1. Mi agradecimiento por el análisis de la situación actual de nuestra actividad,concuerdo plenamente que estamos en una profunda transformación en nuestra actividad y debemos hacer algo que nos posibilite estar vigentes y ser un real aporte a nuestros clientes
    Mi reconocimiento a su persona por la VALENTIA de realizar un cambio en el rumbo del timón de una actividad ya encaminada por mas de 33 años
    Gracias por su aporte a nuestra actividad

  2. Se le agradece al sr. Valenzuela por este informe y reportaje crudo de la realidad que afrontamos como profesionales y el como productor de servicios tributarios. Lo apoyo como cliente de transtecnia desde el año 1989.

  3. Mis agradecimientos a Transtecnia como a su iniciador en el aporte al país, no por ello dejar de mencionar que los gurús que cohartan la actividad de seguro deben tener preparado su negocio, cambiar las cosas supone que hay otros listos para ingresar en el cambio que se realiza, probablemente de la casta.

    Sin desmerecer lo que se pretende, digitalizar el país, concuerdo con la formación de las personas, las competencias no están a la altura de lo que se está haciendo y lo digo desde el mundo de la academia, se expone mucho sobre los nuevos tiempos, la globalización, etc. ¿a costa de qué? seguir robotizando todo? aaahhh!! pero tenemos que competir a nivel global, las personas, o mejor dicho, robots que vienen entregarán su supuesto sueldo para los que quedarán fuera? el elefante blanco trata de moverce más rápido pero es como exigirle a la renoleta más de lo que puede dar, es probable el infarto por decir lo menos.

    Más que antes se pide en los procesos de reclutamiento que los postulantes sean PROACTIVOS, quien podría dejar de ser si estamos obligados a subsistir sin dejar de mencionar todo el impacto que se está produciendo por la situación económica imperante, en fin, como comenté en otro post, REINVENTARSE, REINVENTARSE, REINVENTARSE…le pregunta la persona de 3era edad al longevo|..por cierto, supongo que estarán con su jubilación por lo que se pretenda que les llegue, o no? a los jovenes, ups! sigue reinventándote a ver si sale algo, capaz que con el stress que tengas ya no se ilumine tu mente para esa reinvención…

    Fuerte abrazo a ustedes señores Transtecnia por haber tenido la gallardía de enfrentarse al monopolio que se expone en este post.

    Los elefantes Blancos no son deficientes por su gordura sino por su tamaño que los inhabilita para moverse

  4. UD. cree que ha sido derrotado por la digitalizacion y tecnología?, CREO que NO, como UD. lo ha dicho es el pionero en crear software para la inteligencia humana como lo fue y lo sigue haciendo BILL GATES.
    NUNCA mire al quien tiene mas o menos es mejor que UD. siempre la sabiduría que tiene es superior al ámbito que tiene para desarrollar más creatividad que los demás.
    UD. NUNCA va hacer VENCIDO, porque el ESTADO como el SII es superior a UD. ya que sus sistemas siempre tendrán deficiencias técnicas que a futuro les creará problemas como lo ha sido hasta el momento.
    Que la ENERGIA que emana de mí se le trasmita con mayor fuerza para lograr más objetivos y metas que superen a los demás.
    UN GRAN ABRAZO A LA DISTANCIA Y UN RESPETO HACIA SU PERSONA POR SER GRANDE.

  5. Estimados , todo linaje se ha dicho es cierto, pero se olvidan de los más importante. El factor humano . Quienes somos contadores y vivimos dr nuestro trabajo , se nos ha costado la libertad de trabajo y nadie , ni transtecnia ni el estado se preocupó de ellos. hoy es tarde , muchos quedaron sin trabajo , otros estamos muriendo….y nadie hará nada para proteger este capital humano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X
0
    0
    Carro de Compras
    No tienes comprasAgregar Módulos
    Atención: Apertura del ejercicio comercial 2021 Ver manual paso a paso
    Hello. Add your message here.